Mensagem de Maria Santíssima a sua amada filha Luz de Maria, 20 de Setembro de 2018

Amados hijos de Mi  Corazón Inmaculado:

 

HIJOS, RECIBAN MI AMOR Y MI AUXILIO CONSTANTE PARA CADA UNO DE USTEDES.
Mi Corazón desea que se liberen de las cadenas a las que permanecen atados para que de esa forma inicien el cambio de vida que cada uno necesita y por ende, el cambio espiritual.
El esperar señales en el cielo para arrepentirse no es correcto, ustedes no saben si las mismas señales que verán les llevarán a perder la cordura, al no haber vivido algo semejante anteriormente.
Continúan la vida y su cotidiano actuar dentro de la sociedad, trabajo y sus quehaceres con los que cada uno se ha involucrado y comprometido, algunos continúan en su deseo de ser mejores cada instante para mantenerse dentro de la Voluntad Trinitaria, desechando todo lo que les puede llevar al pecado, otros continúan haciendo esperar a Dios y otros renuncian a Dios.
NO ES ESTE EL INSTANTE PARA QUE SE OLVIDEN DE LOS LLAMADOS DE MI HIJO Y DE ESTA MADRE, SI ANTERIORMENTE LES HE LLAMADO A NO OLVIDAR LAS REVELACIONES, EN ESTE INSTANTE LES INSISTO EN MANTENERLAS PRESENTES MÁS QUE ANTES.
¡Tanto les hemos suplicado por un cambio de vida, ya que creen que todo es una utopía y que nada va a acontecer!, pero esto no es así, hijos, es la gran Misericordia de Mi Hijo que conociendo la influencia del mal sobre esta generación, ha insistido para rescatar al mayor número de almas.
El Cielo actúa, sí, llamando para que no se dispersen, llamando para que no se desvíen, llamando para que se mantengan despiertos (Cfr. Mt 26,41), ya que aun los despiertos pasan desapercibidas grandes señales que les marcan el rumbo de los acontecimientos.

 

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

EL HIJO DE LA PERVERSIÓN SE MUEVE EN LA TIERRA Y SE DELEITA AL MIRAR A MIS HIJOS ABALANZARSE UNOS CONTRA OTROS. EL ANTICRISTO SE ENCUENTRA EN LA TIERRA EJERCIENDO SU PODER MALIGNO DESDE LAS ALTAS ESFERAS, EN TODOS LOS ASPECTOS QUE ATAÑEN AL HOMBRE, DESDE DONDE EJERCE SU MANDO, AL CUAL YA SE HAN SUBYUGADO LA GRAN MAYORÍA DE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES, ESPECIALMENTE EN LA ECONOMÍA DESDE DONDE DOBLEGA A LOS PAÍSES.
La Tierra se encuentra padeciendo grandes transformaciones desde su interior, por esta causa están viviendo continuamente terremotos. Yo deseo que sean conscientes de que fuera de esta fuerza propia de la Tierra, algunos países son estremecidos por fuerzas provenientes de la ciencia mal empleada por el hombre y a raíz del mal uso al respecto, llegará el instante en que el hombre no logrará controlar la fuerza que está ejerciendo sobre la Tierra y causará una hecatombe sin precedentes en algunos países.
La Naturaleza le dirá una vez más al hombre, que no puede competir con su fuerza, México padecerá y por esta patria les solicito oración, así como por Los Ángeles, California, y por el resto de América.
Como Madre les llamo a orar con el corazón y transformarse voluntariamente en hijos verdaderos de Mi Hijo en este instante en que un gran número de sus hermanos se encuentran apostatando de la fe.  EN LA BATALLA ESPIRITUAL ENTRE EL BIEN Y EL MAL, ALGUNOS DE MIS HIJOS NO SON CONSTANTES EN EL ACTUAR Y OBRAR DENTRO DEL BIEN, SE VUELVEN TIBIOS POR FALTA DE ENTREGA, OTROS SE LANZAN EN MANOS DEL DEMONIO QUE LES INJERTA LA DEPRAVACIÓN, LA FALTA DE FE Y EL LIBERTINAJE.
Amados hijos, quien acepta el mal y acoge al demonio como su dios, se va adhiriendo a los tentáculos del dragón infernal dándole fuerza para que actúe en contra de sus mismos familiares, quien se alíe al mal puede llegar a ser verdugo de su propia familia, el mal no posee compasión, no conoce la compasión.
Les llamo a orar con el corazón para que ese bálsamo del Amor, fruto de la oración, llegue hasta donde esta es necesaria. Algunas islas de Oceanía se estremecen y padecen, oren por este pedido.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: el Pueblo de Mi Hijo debe emanar fraternidad hacia sus semejantes, amor hacia la Trinidad Sacrosanta,  deben ser cumplidores de la Ley de Dios y afianzar la fe en el Poder Divino, en la Omnipotencia Divina, en la Omnipresencia Divina en instantes en que el Pueblo de Mi Hijo, del cual soy Madre, se encuentra siendo zarandeado por las tinieblas que permanecían ocultas dentro de la Iglesia de Mi Hijo.
El hombre ha variado sus acciones, sus actos, sus reacciones y la violencia se apodera de la Humanidad, el astro sol emana con mayor fuerza su vibración y altera la psiquis del hombre que es como contagiosa en aquellas creaturas humanas que se encuentran débiles en el espíritu.
El imprevisible comportamiento humano ha detonado en enfrentamientos dentro de varios países en el mundo, por lo que les llamo a orar por España, la que se encuentra en peligro; les invito a orar por Costa Rica, su paz no será la misma.
Ustedes, hijos, deben mantener la oración por el mundo entero, por todos los hombres del mundo, no deben desfallecer ni temer perder la vida, sino deben temer perder el alma.
Algunos de Mis hijos cifran sus esperanzas en Mi Protección y descartan perder sus posesiones materiales o la vida y están equivocados, el amparo del Cielo es espiritual, es para que salven el alma si así lo desean.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, no continúen dándose tiempo para creer, para entregarse al camino que Mi Hijo les ha llamado, ¡entréguense ya!

 

MIS HIJOS SABEN QUE LA ORACIÓN Y LA ACCIÓN DE LA ORACIÓN VAN DE LA MANO.
¡SEAN MENSAJEROS DEL AMOR DIVINO!

 

Les bendigo con Mi Amor, les bendigo con Mi Corazón.
A todos amo con igual predilección.

 

Mamá María
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

 

Hermanos:

 

Nuestro Señor Jesucristo nos mencionó que las oraciones son necesarias para toda la Humanidad y así lo debemos cumplir.  Como Pueblo de Dios nos encontramos en una prueba fortísima, ya revelada con anterioridad, y como ciudadanos del mundo sabemos que la sucesión de acontecimientos se encuentra demasiado cerca y esto no es ser apocalíptico, sino realista.
Sabemos, porque el Cielo así lo reveló, que las pruebas hacia el Pueblo de Dios van a ser mayores y que cada uno debe fortalecerse para enfrentar lo venidero, de lo que no se habla y por lo cual lo ha revelado Nuestro Señor Jesucristo y nuestra Madre Santísima por todo el mundo.
La respuesta nos la pide el Cielo, ¡ya!, no en otro tiempo, sino ya, y cada uno tiene en sus manos la respuesta.
Amén.

 

 

Fonte: https://revelacionesmarianas.com/

Publicações Relacionadas

Leave a Comment