Mensagem de Maria Santíssima a sua amada filha Luz de Maria, 18 de Outubro de 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

EN CADA MIRADA DE MI HIJO HACIA LA HUMANIDAD SE EXPANDE SU AMOR POR AQUELLAS ALMAS QUE SE ENCUENTRAN DISPUESTAS A RECIBIRLE.
El Amor de Mi Hijo es tan infinito que es inagotable, tanto que va tras los pecadores en espera de su arrepentimiento.
Mi Hijo les llama constantemente a ser conscientes de la realidad en que viven, de la desventura que eligen, del futuro al que se dirigen, acatando por libre albedrío las novedades desenfrenadas de los grupos que tratan de imponerse en la sociedad.
Como Humanidad han despreciado los dones y virtudes que se encuentran latentes en el hombre creado a imagen y semejanza de Dios (Cfr. Gen  1,27), se han alejado por su libre albedrío de cuanto les puede llevar a salvar el alma.

 

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

NO DESFALLEZCAN, CONTINÚEN ESFORZÁNDOSE, DÁNDOLO TODO AUNQUE SEAN DESPRECIADOS, OFENDIDOS, NO SE MIREN A SÍ MISMOS, SINO OFREZCAN, CON AMOR, LAS PENAS Y LAS ALEGRÍAS POR LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS.
Mis hijos son testimonios del Amor, de la Fe, de la Esperanza, de la Caridad y cumplidores de la  Ley de Dios y de los Sacramentos. Mis hijos son acción, encuentran contento yendo en auxilio de sus hermanos.
Hijos, mantengan la unidad, en este instante el enemigo del alma se abalanza sobre la Humanidad en su desesperación para atraer almas, ya que sabe que dentro de la confusión que se avecina puede llevar a tambalear a quienes se encuentran tibios o han basado su fe en una criatura humana y no en Dios. Por ello les llamo a profundizar en el llamado que cada uno tiene como hijo de Dios, en la grandeza del ser hijos de Dios y por ello no deben apegarse a los asuntos mundanos que les apartan de la Verdad de Dios.
AMADOS HIJOS, NO PIERDAN LA VIDA EN ACTOS O ACCIONES QUE LES ALEJAN DE LA VIDA ETERNA, DEN EL PASO ¡YA!, DECÍDANSE A ENTREGARSE AL LLAMADO DE MI HIJO.
ALGUNOS CREEN TENER TODO EL TIEMPO DISPONIBLE PARA TOMAR UNA ELECCIÓN SOBRE SU SALVACIÓN EN LA ÚLTIMA HORA. 
¡ESTO NO ES ASÍ, MIS AMADOS HIJOS!

 

¡CUÁNTO SE AFANAN EN LAS COSAS DEL MUNDO!

 

¡Tanto que reciben de la Trinidad Sacrosanta y cuánto se resisten para entregarse a la Misericordia Infinita…!
Algunos llevan el Santo Rosario al cuello, en el bolsillo, en la mano y:
¿Cuántos son los que se entregan como lo enuncian antes de iniciar cada misterio?…
¿Cuántos viven la verdadera vida en Dios?…
¿Cuántos perdonan?…
¿Cuántos viven en la miseria espiritual, inmersos en las posesiones materiales, diciéndole a la Trinidad Sacrosanta YO VIVO A MI MANERA LA ESPIRITUALIDAD y terminan sin vivir una verdadera vida en Dios?…
¿Cuántas mañanas le han mencionado a Dios dame tiempo, mañana dejaré cuanto tengo que dejar y me enmendaré y llega ese mañana y lo repiten nuevamente porque viven atrapados por algún vicio, pecado, malos actos que no desean dejar?…

 

AMADOS HIJOS, NO HAY TIEMPO, SE AGOTÓ Y CADA DÍA DEBEN VIVIRLO COMO SI FUESE EL ÚLTIMO.

 

Conocen cuantas calamidades suceden por todo el mundo, saben de las variantes del clima, saben de los fenómenos atmosféricos, saben del constante movimiento de la tierra, los sismos se suceden constantemente, los volcanes erupcionan. Hijos, sean conscientes de que los fenómenos se dan en un mismo instante, uno tras otro y esto les llama a detenerse y mirar los signos de este instante.
Las grandes pruebas se acercan y deseo se encuentren preparados. Como Pueblo de Dios no serán abandonados por  la Voluntad Divina ni por esta Madre.
Luego, en el culmen del padecer, llegará el Ángel de Paz (1) a auxiliar al Pueblo de Dios, a tomarles de la mano para que continúen y no se pierdan, debido a que ante grandes pruebas, algunos de Mis hijos sentirán que no pueden seguir y nuestro amado Ángel de Paz, con la Palabra Divina expresada en la Sagrada Escritura, les reavivará la fe en la Trinidad Sacrosanta y el Pueblo de Dios tomará nuevas fuerzas y será un solo Pueblo dentro del Amor Divino.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, en sus oraciones pidan por los países que padecen y por los que padecen por la hambruna. No olviden orar por México, no dejen en sus oraciones a sus hermanos de Venezuela y de Nicaragua.
Amados hijos, no esperen, no digan: mañana haré lo que no realicé hoy. Deben ser decididos hacia la salvación del alma, no pueden esperar convertirse en un futuro, Dios les habla de tantas formas y aún siguen ciegos por testarudez, olvidando por conveniencia que el trigo y la cizaña no estarán juntos, van a ser separados.

 

DECÍDANSE A SER DE DIOS Y PARA DIOS, ENTRÉGUENSE, QUE DIOS LES MOLDEARÁ CON AMOR Y MISERICORDIA, PERO ENTRÉGUENSE ¡YA!

 

Como Madre de la humanidad les llamo vehementemente a ser decididos y a convertirse, a mirar los signos de este instante, a alejarse de las ocasiones de pecado, a ser Amor con el prójimo y a ser cumplidores de la Voluntad Divina. Tantos son los que continúan como si jugaran con Dios, no se desprenden totalmente de las ataduras que les mantienen alejados de la entrega verdadera. Es el instante del ¡sí, sí! o del ¡no, no! (Cfr. Sant 5,12).
Hijos amados de Mi Corazón Inmaculado, oren con el corazón.
Les bendigo, les amo.

 

Mamá María
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

 

(1) Revelaciones sobre el Ángel de Paz

 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

 

Hermanos:
La salvación del alma es a lo que nos llama nuestra Madre en este Mensaje. A mantenernos atentos ante las asechanzas del mal. Somos alertados porque el demonio no busca la unidad ni el Amor, no desea que se difunda la Voluntad Divina, desprecia y odia a los hombres que cada instante desean mantenerse más cerca de Cristo, le hieren los que se enrumban a una fusión con la Trinidad Sacrosanta, odia a los hijos de nuestra Madre Santísima.
Por ello, hermanos, nuestra Madre nos alerta para que nos convirtamos, no esperen.
Asimismo, nos recuerda que no estaremos solos, que así como el Pueblo de Dios caminó por el desierto, este Pueblo de Dios se mantendrá auxiliado constantemente y nos recuerda al Ángel de Paz, que vendrá en el instante en que precisamente carezca la humanidad de paz.
No se endurezca nuestro corazón, solicitemos a nuestra Madre que interceda para que nos mantengamos atentos a los Llamados del Cielo.
Amén.

 

 

Fonte: https://revelacionesmarianas.com/

Publicações Relacionadas

Leave a Comment