Mensagem de Maria Santíssima à sua amada filha Luz de Maria, 06 de Novembro de 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

RECIBAN MI CORAZÓN INMACULADO, EL QUE AL FINAL ¡TRIUNFARÁ!
MI AMOR MATERNAL LES ACOGE A TODOS, SIN DISTINGOS, SOY MADRE DE LA HUMANIDAD.
Les mantengo de Mi Mano a todos los que desean que les guíe hacia Mi Hijo, como primera Discípula de Mi Hijo, Él Me ha llamado a ser REINA Y MADRE DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS (*) y, por ende, a guiar a los Apóstoles de los Últimos Tiempos.
COMO APÓSTOLES DEBEN LABORAR SIN DESCANSO, a sabiendas de que el mal no descansa y se ensaña contra las almas para aumentar su botín. Tienen que saber reconocer los signos de este instante en el que constatan cómo Mis Revelaciones llegan a cumplimiento en cada aspecto de la vida del hombre.
Adelanten el paso, amados Míos, ante tanta deshumanización el mundo entra en el caos social y se perturban las naciones como una peste que avanza sin detenerse, sino al contrario, arde como el fuego.
LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS NO SON UN GRUPO SELECCIONADO, SINO SON AQUELLAS CRIATURAS HUMANAS QUE SE CONVIERTEN Y SE COMPROMETEN A VIVIR EN LA VOLUNTAD TRINITARIA SIENDO UNA VOZ MÁS QUE SE ELEVA PARA DESPERTAR A SUS HERMANOS ANTES DE QUE SEAN PRESA DE LAS REDES DEL MAL.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, la Tierra se encuentra desgastada y aun así el hombre no toma conciencia de ello, sino continúan mirando de lejos cómo el clima varía aceleradamente, sin pensar en los imprevistos fenómenos de la Naturaleza que sorprenden a la Humanidad continuamente, acentuando su impacto en zonas en donde no se daban sucesos de índole natural.
Los huracanes han aumentado su fuerza y su desplazamiento ha sorprendido a pueblos enteros, el deshielo acelera el padecer de quienes viven en zonas costeras y ante esto los gobernantes, conocedores de cuanto acontece en la Tierra, deben tomar precauciones para con sus pueblos.
¡CUÁNTOS LLAMAN A ESTAS REVELACIONES APOCALÍPTICAS!  
LAS LLAMAN DE ESA FORMA POR EL DESCONOCIMIENTO DEL INSTANTE QUE VIVE LA HUMANIDAD, DE LO CONTRARIO, LE LLAMARÍAN REVELACIONES DE ESTE INSTANTE.
La Trinidad Sacrosanta ha deseado plasmar por medio de las Revelaciones en todos los tiempos, la consciencia en el hombre de que la Humanidad debe salvarse, no por temor, sino con conocimiento para que previniera un futuro de calamidades. No ha sido posible que la Humanidad tome esa consciencia y en este instante esta generación vive el resultado de la desobediencia y la sublevación contra Dios. Ahora deben avocarse a compartir fraternalmente, no solo el campo en donde Mi Hijo ha esparcido cada semilla, sino deben mantenerse atentos para que las semillas germinen y así como hermanos, anunciar que la conversión debe darse ¡ya!
Mis hijos han desobedecido acogiendo a satanás como un dios, entregando algunos Templos para que el hombre le adore, gozando de la profanación de la Casa de Dios en donde el Pueblo de Dios se congrega o se ha congregado. (Cfr. Ef 1,22-23) Siendo la Iglesia de carácter universal, se encuentra formada por quienes mantienen su fe en Mi Hijo para su salvación. EL SACRATÍSIMO CORAZÓN DE MI HIJO SE ENCUENTRA SANGRANDO ANTE LA TOLERANCIA DE ALGUNOS DE SUS CONSAGRADOS QUE PERMITEN QUE LOS TEMPLOS SEAN CENTROS DE MÚSICA DESENFRENADA, CON ESPECTÁCULOS SACRÍLEGOS Y PROFANOS. ¿EN DÓNDE SE ENCUENTRAN MIS HIJOS PREDILECTOS…?
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, el hombre sucumbe a falta de espiritualidad, de vivir el Evangelio y de ser criaturas entregadas al Amor Divino.
Amados hijos, la impiedad se generaliza, la persecución en contra de Mis Hijos predilectos se acentúa, la Iglesia de Mi Hijo es despojada de varios de sus templos, aun así no se desanimen, continúen firmes en la fe, con las pruebas llega el consuelo de lo alto, el Ángel de Paz (1) que llegará a dar aliento a los desanimados, a los abatidos, a los cansados, a los que desean convertirse.
La Humanidad continúa padeciendo por la Naturaleza, el astro sol en una de sus tormentas solares abatirá las comunicaciones y la desesperación del hombre será inmensa.
LLEGAN CAMBIOS QUE CONFUNDEN A MIS HIJOS, A AQUELLOS QUE DESEAN VIVIR APEGADOS A LOS MANDAMIENTOS. No tambaleen hijos, sean fuertes, disciernan a la luz del Espíritu Santo, no se alejen de Mi Hijo, búsquenle en la Eucaristía debidamente preparados y con firme propósito de enmienda. No se alejen de Mi Hijo, Él se encuentra presente en cada uno y desea ser adorado en cada uno.
APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, FORTALÉZCANSE, AMEN CON AMOR DIVINO Y PERDONEN CON VERDADERO AMOR, ESE MISMO AMOR QUE MI HIJO LE ENTREGA A USTEDES.
DESCONCIERTEN A LA HUMANIDAD CON EL AMOR DE MI HIJO, EL PERDÓN DE MI HIJO, LA ENTREGA DE MI HIJO, LA CARIDAD DE MI HIJO, LA BONDAD DE MI HIJO, LA ESPERANZA DE MI HIJO.

 

La oración por Estados Unidos no debe hacerse esperar.
Oren hijitos Míos, oren por México, será purificado.
El hombre desprecia a Dios y a falta de Dios se ha entregado a las bajezas del mal.
Oren por Mis hijos de Francia.
Oren, la tierra se estremece con fuerza y el hombre padece, el agua se adentra a la tierra y en otras regiones el sol causa estragos sobre el hombre alarmándole.

 

No se alejen de Mi Hijo, únanse y minístrense unos a otros, aliéntense unos a otros, auxíliense unos a otros. Acudan a esta Madre, Yo les conduzco hacia Mi Hijo, manténganse unidos, no se separen para que se fortalezcan mutuamente.
SEAN FIELES CUMPLIDORES DE LA VOLUNTAD TRINITARIA, OREN CON EL CORAZÓN.
No teman, Yo estoy con ustedes.
Mi Hijo se mantiene atento a Su Pueblo, no olviden hijos que el Adviento es tiempo de preparación, de Amor, de Unidad.
Mi Bendición Materna es en cada uno de ustedes, bálsamo para que enfrenten lo cotidiano y se dispongan a vivir en Mi Hijo cuanto se les presenta en la vida.
Den gracias por cuanto les es permitido ofrecer por la salvación de las almas. Les amo.

 

Mamá María
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

 

(*) Descripción de la advocación Reina y Madre de los últimos tiempos
(1) Revelaciones sobre el Ángel de Paz…

 

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

 

Hermanos:

 

En este acto de Amor de Nuestra Madre miramos la Bondad Materna que no nos desampara.
En toda etapa de la Humanidad, cada generación ha sido llamada a la conversión y a la vez reprendida cuando ha desobedecido al Llamado Divino y ha acogido las insinuaciones de satanás. Como cuando en el desierto el Pueblo de Dios tuvo que esperar a Moisés y ante la espera este Pueblo se inquietó y se desvió hacia la adoración de un becerro de oro, así esta generación repite la historia.
Satanás se encuentra al acecho, es sugestivo, reiterativo hasta que logra engañar al hombre para alejarle de Dios. El hombre debe ser astuto y no permitirse ser engañado por el mal, pero parece que el mal gana adeptos y así lo ha anunciado Nuestra Madre en todas Sus Revelaciones, que la Humanidad se descarrilaría y Dios sería desterrado del corazón humano.
Por lo tanto, solicitemos con humildad:
¡Padre!, que nuestro amor por Tu Divino Hijo no decaiga y sea verdadero, no transitorio, que cada uno de nosotros con esperanza y confianza renovadas, vivamos este tiempo de Adviento.
“Cosas que ojo no vio ni oído oyó ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman”
(1 Cor 2,9).
Amén.
DESCARGAR

 

Hermanos:

 

Nos preparamos para celebrar el Adviento, el “tiempo de espera” en que cada año se nos ofrece como tiempo de Gracia y Misericordia para que, como hijos de Dios, tengamos la oportunidad de ir madurando y caminando hacia la conversión definitiva.
Esta celebración litúrgica la debemos vivir más profundamente, más místicamente, para que vivamos e interioricemos el misterio de ese Niño del Pesebre que nos enrumba hacia la Parusía final en donde se dará inicio a la nueva creación del Cielo Nuevo y la Tierra Nueva de lo que habla el Apocalipsis (Cfr. Apoc 21,1).
Esta espera nuestra, hermanos, no es una ficción, ES LA MÁS GRANDE VERDAD QUE EL HOMBRE PUEDA VIVIR, pero lamentablemente esa lámpara que debe permanecer llena de aceite fresco se encuentra saturada del yo humano, al que le es tan difícil al hombre renunciar mientras no haya una reconciliación definitiva con Cristo.
ES ADVIENTO, HERMANOS, ESE TIEMPO ENTRE EL “YA” Y EL “TODAVIA NO”, EL “YA” DE LA ENCARNACIÓN Y EL “TODAVÍA NO” DE LA PLENITUD ESCATOLÓGICA.
ESE NIÑO DEL PESEBRE ESTÁ PRESENTE EN MEDIO DE NOSOTROS Y SU PRESENCIA CONTINUARÁ HASTA EL FINAL DE LOS TIEMPOS.
Vivimos, sí, en medio de la Humanidad carente del Amor Divino, del respeto al prójimo, de la soberbia que el hombre toma del demonio, en medio de la injusticia y de la miseria del corazón humano, en medio de la muerte de inocentes, de criaturas que no se enteran de la llegada de la Navidad, pues viven no solo en la miseria, sino en medio de la guerra, que no les permite ni un respiro, en medio de los que crecen con hambre y con sed y se sostienen porque creen y no renuncian a la fe en Dios, amén de ser perseguidos.
Por ello, hermanos, OFREZCAMOS AL NIÑO DIOS LA DECISIÓN DEFINITIVA DE LA CONVERSIÓN, de ser cada instante dignos de ser llamados hijos de Dios y de amar al prójimo como a nosotros mismos, no como a enemigos a los que debemos dar caza.
No vivamos esta Navidad con sentido comercial o mundano, sino ante el instante en que vivimos, trascendamos espiritualmente y miremos desde la óptica de la esperanza, deseosos de orar unos por otros, de laborar unos por otros y compartir ese AMOR MISERICORDIOSO QUE EN EL MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN NOS PARTICIPA ESE GERMEN DEL AMOR DIVINO Y QUE LUEGO SE HACE HOMBRE PARA LA SALVACIÓN DE LA HUMANIDAD.
Para los hijos de Dios, el escuchar la voz del que predicó en el desierto debe dar fruto y motivarnos a ser criaturas humanas abiertas al Amor de Dios, al prójimo y a ser mensajeros de paz que alerten a tiempo y destiempo a cada hermano para que no nos encuentre el Señor con los brazos cruzados y la boca tapada, sino QUE NOS MANTENGAMOS EN ESA CONSTANTE ESPERA Y DESEOSOS DE QUE ESE NACIMIENTO DEL NIÑO JESÚS LOGRE QUE EN NOSOTROS NAZCA EL ARDIENTE DESEO DE SER TODOS DE JESÚS Y  TODOS DE MARÍA SANTÍSIMA.
Luz de María.

 

 

 

Fonte: https://revelacionesmarianas.com/

Publicações Relacionadas

Leave a Comment